Italia

Italia no sólo es el país vinícola más importante de Europa después de Francia, sino que además uno de los más antiguos productores de vino del mundo. Hallazgos recientes prueban que los etruscos de Italia fueron los primeros en cultivar viñas de manera sistemática en el siglo VIII a.C. El imperio romano propagó unos conocimientos muy desarrollados de viticultura y preparación del vino, pero también fueron los romanos los que hicieron lucrativo su comercio.

En la actualidad, las variedades blancas pueden competir cuantitativamente con las tintas, pero a pesar de eso, los grandes vinos italianos son tintos con pocas excepciones. El prestigio descansa en las variedades sangiovese y nebbiolo. Los vinos Barolo y Barbaresco, los más importantes de Piamonte, se elaboran de cepas nebbiolo.

La sangiovese, segunda variedad selecta de vid italiana, constituye la base para vinos tan populares como el Chianti, el Nobile o el Brunello de la Toscana.

La barbera piamontesa pasó de ser una variedad marginada de acentuada acidez a conseguir un vino tinto selecto moderno, espeso y especiado.

Bodegas de Italia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies.

Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies